Arqueología, derechos humanos y política en Uruguay: una relación precaria

Jose Lopez Mazz

Resumo


La arqueología no deriva directamente en acciones y consecuencias políticas, nada más alejado de la excavación, y las sociedades pretéritas, que los escenarios políticos de confrontación, violaciones
de los Derechos Humanos, propuestas de gobierno o cosas como la lucha de clases y la concentración de la riqueza; en el momento actual, su campo es el pasado. Pero esta condición de aparente desconexión
del contexto, sin embargo, es la que facilita la relevancia política de la disciplina, la que paradójicamente adquiere su eficacia política, al presentarse como un recurso débil para esa acción. No obstante,
la disciplina se ha visto envuelta históricamente en luchas ideológicas
que arrastraron consecuencias políticas para la gente implicada. En ese sentido, puede ser peligroso seguir el sentido común que pretende una arqueología sin virtudes políticas, que no puede accionar sobre el poder. Precisamente, trivializar esa relación es lo que permite a la política
ingresar de un modo abierto y desembozado para llevar a cabo su agenda: politizar la disciplina, ignorando el contexto, al que precisamente la arqueología busca reaccionar y responder con herramientas
propias.

Palavras-chave


Arqueología. Derechos Humanos. Política. Uruguay.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.5335/hdtv.17n.1.7235